Comprar casa nueva con crédito hipotecario: desecha los mitos y aprovecha sus beneficios

HomeMedios

Comprar una casa o departamento por primera vez es una experiencia emocionante que requiere de una decisión informada. ¿No sabes por dónde empezar?; ¿Cuánto dinero necesitas?; ¿Cómo funcionan las hipotecas?

El dinero para la compra de un inmueble generalmente se obtiene a través de un crédito hipotecario. Esto es un contrato donde un acreditado recibe de un acreditante un monto a un costo y tiempo determinado, cuya garantía de pago es la propia casa. Si bien no es el único medio para costear una vivienda, sí es la mejor opción para hacerte de ella.

Platicamos con Fernando Soto-Hay, fundador y director general de Tu Hipoteca Fácil, para resolver dudas. Fernando considera que hay créditos positivos y créditos negativos: el positivo es aquél que te permite adquirir artículos que tienden a conservar su valor sobre el tiempo, comprar equipo o servicios para hacer crecer un negocio, actividad personal o que permiten formar patrimonio. Éste es el caso del crédito hipotecario, un vehículo específicamente diseñado para este fin, enfocado en el largo plazo y con tasas de interés menores que otros mecanismos de financiamiento.

De acuerdo con Fernando, existen 3 puntos básicos para considerar cuando solicites tu crédito hipotecario:

Compra la casa que puedes pagar: Asegúrate de poder pagar por la casa que quieres; es decir, que puedas destinar el 30% de tu ingreso mensual al pago del crédito hipotecario. Si puedes vivir con el 70% restante, estás listo para dar este paso. Debes acreditar 3 veces este ingreso: si quieres 1 millón, debes acreditar 35 mil pesos; 2 millones, 70 mil; 4 millones, 140 mil pesos.

Procura ahorrar entre el 25 y 30% de tus ingresos para contar con el suficiente dinero para el enganche. De esta manera, la compra de tu casa no se vuelve un punto de estrés o ansiedad en tu vida.

Ahorra previamente: Además de contar con flujo de efectivo para el pago mensual, es buena idea prepararse con el 20% del valor de la casa para el enganche y trámites legales iniciales. Procura que el crédito a adquirir no sea por más del 80% del valor del inmueble.

Adquiere deuda a 15 años: En un crédito a 15 años amortizas hasta 60% más capital que en uno de 20. Por cada millón de pesos en crédito de 15 años, estarás pagando $11,500 pesos mensuales, mientras en el de 20 destinarás $10,500 pesos; la diferencia no es muy grande y podrás liquidar más rápido.

Una parte fundamental en La Haus, es ayudar a las personas a encontrar su casa ideal, y estamos seguros que la herramienta más importante, es el conocimiento. Dentro del acompañamiento que proporcionamos para hacer de la experiencia de compra algo más sencilla, también ayudamos a resolver dudas sobre créditos y opciones de financiamiento. Algunos mitos o prejuicios que nos hemos encontrado y que es importante derribar:

1. Los bancos buscan quedarse con la casa. FALSO, pues a ellos no les beneficia quedarse con el inmueble. Lo que hacen es prestar el dinero con un garantía que se llama hipoteca, para tener una manera de recuperar su dinero con un beneficio, que es el interés que pagas.

2. Si la casa está hipotecada no la puedes vender. FALSO, puedes rentar o vender la propiedad, pues la casa es TUYA. Es importante aclarar que si la vendes, al momento de firmar la escritura deberás entregar al notario el saldo del crédito vigente para que realice el pago al banco, y de esa forma se libere la garantía para transmitir la propiedad.

3. Los intereses son altísimos. FALSO, hay quienes llegan a decir que un crédito hipotecario te lleva a pagar hasta 3 veces el valor de la casa. La realidad es que pagas en promedio 1.5 veces el valor original del inmueble, en un plazo de 15 años. En este tiempo tu casa también gana un nuevo valor, pero aún sin contar eso, el crédito hipotecario es una gran alternativa para hacerse de una propiedad.

4. Se necesitan muchos requisitos. FALSO, básicamente sólo necesitas demostrar dos cosas: que tus ingresos son estables, pues esto es la garantía de pago del crédito; y que tienes un buen historial crediticio, el cual sirve para asegurar que eres una persona cumplida en sus pagos. Además te abre las puertas a opciones de crédito más atractivas en diferentes instituciones financieras.

Infórmate y cumple tu objetivo de adquirir una casa propia. Comprar una propiedad es una forma de ahorro, porque te obliga a cumplir mes con mes con tus pagos, y al mismo, tiempo satisfacer una necesidad. Busca la asesoría adecuada y crea tu patrimonio; para cualquier duda, contáctanos.

Escrito por
Tu Hipoteca Facil